A la hora de elegir los materiales que formarán parte de nuestra cocina, el mármol blanco continúa siendo una de las mejores opciones para muchos. De hecho, es un material que viene usándose durante mucho tiempo para encimeras, islas de cocina, suelos y revestimientos. La amplia variedad de mármoles blancos existentes, así como su capacidad para combinarse con otros materiales confieren al mármol blanco un alto potencial para crear espacios únicos y diversos. Las cocinas de mármol blanco continúan siendo una de las opciones preferidas, veamos a continuación por qué.

 

Cocina de mármol carrara

 

Beneficios de las cocinas de mármol blanco

Desde la pureza del mármol de Carrara hasta la singularidad del mármol blanco Lilac, cada pieza cuenta una historia única e irrepetible, caracterizada por su tonalidad y fascinantes veteados. El mármol blanco ofrece multitud de beneficios más allá de su belleza entre las que destacamos las siguientes.

 

Elegancia y estilo

El mármol blanco aporta elegancia a cualquier espacio. Su aspecto clásico y atemporal se adapta tanto a diseños modernos como a estilos más tradicionales, añadiendo un toque sofisticado.

 

Cocina de mármol de carrara

 

Luminosidad y amplitud

El color blanco del mármol refleja la luz de manera excelente, lo que ayuda a crear una cocina más luminosa, dando así la impresión de mayor amplitud. Esto es especialmente beneficioso en cocinas más pequeñas.

 

Versatilidad de estilos

El mármol blanco combina a la perfección con cualquier otro tipo de mármol y material, como la madera o el acero. Esto favorece la creación de ambientes diversos con una estética atemporal única.

 

Cocina de mármol blanco ibiza

 

Durabilidad

Entre las ventajas del mármol, se encuentra su resistencia a los arañazos y al desgaste diario, convirtiéndolo en una opción resistente para encimeras, suelos y superficies de trabajo.

 

Resistencia al calor

El mármol es conocido por su capacidad para resistir altas temperaturas. Esta característica lo convierte en una opción segura para la zona de cocción.

 

Personalización

El mármol blanco puede ser cortado y elaborado de diversas formas, lo que permite la personalización de detalles en el diseño de la cocina. Un ejemplo de ello son las diferentes terminaciones de encimeras que podemos encontrar:

  • Ingletada: La encimera tiene una terminación en forma de L invertida
  • Biselada: El canto de la encimera se suaviza 45 y 90 grados
  • Redondeada: En este caso, redondeamos la arista de la encimera
  • Sencilla

 

acabados de encimera

 

Fácil mantenimiento

A la hora de limpiar el mármol se recomienda hacerlo de forma regular, usando para ello jabones con un pH de entre 7 y 10. Por otro lado, se recomienda aplicar sobre la superficie del mármol un hidrofugante para impedir que la humedad y las manchas penetren. Con ello haremos que el mármol de la cocina reluzca como el primer día.

 

Incremento del valor de la vivienda

Ya por último, la presencia de mármol blanco en la cocina puede aumentar el valor estético y económico de la vivienda. Es una característica apreciada por muchos compradores potenciales, convirtiéndose en una inversión a largo plazo.

 

Artículos relacionados

Consejos para elegir la mejor encimera de cocina

 

Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this