Fachadas de Piedra

Fachadas de piedra realizada por Pulycort

Fachadas de Piedra

Las fachadas de piedra de un edificio están recubiertas por revestimientos discontínuos o aplacados. Es ni más ni menos lo que protege al edificio de las inclemencias meteorológicas, otorgándole mayor durabilidad. (resistencia)

En cuanto al tipo de fachada, podemos distinguir dos grupos: fachadas de piedra natural fachadas de piedra artificial.

 

 

Fachadas de Piedra Natural

En este caso, las piezas de piedra natural que revisten el edificio suelen tener el mismo tamaño y grosor, siendo como mínimo de 30 a 40 milímetros.

La forma de sujetar la piedra natural a la fachada se hace mediante unas piezas de acero, siendo lo suficientemente fuertes para soportar las tensiones transmitidas del aplacado.

 

Fachada de piedra natural

Fachada de piedra natural

 

Tipos de piedra natural para fachadas

Las piedras naturales pueden ser usadas tanto para interior como para exterior. Las principales son las siguientes:

  • Mármol
  • Granito
  • Arenisca
  • Calizas
  • Pizarras


Aspectos importantes en la elección de la piedra natural

Los factores que debemos tener en cuenta a la hora de elegir qué piedra natural vamos a colocar en la fachada son los siguientes:

  • Dureza
  • Resistencia a los distintas condiciones atmosféricas (lluvia, viento, contaminación, etc).
  • Mantenimiento y limpieza

 

Fachada exterior de piedra natural

Fachada exterior de piedra natural

Fachadas de Piedra Artificial

Por otro lado, existe la posibilidad de usar materiales artificiales para revestir la fachada interior y exterior. Este tipo de piedras destaca por su gran diversidad en colores, formas y compuestos.

Diferencias entre Piedra Natural y Piedra Artificial

Ante la disyuntiva entre piedra natural o piedra artificial para fachadas, es conveniente tener presente lo siguiente:

  • Coste: la piedra artificial suele tener un coste menor respecto a la piedra natural
  • Variedad: tal y como hemos comentado en el punto anterior, la piedra artificial ofrece mayor diversidad de colores y formas. Por tanto, las combinaciones son mayores.
  • Mantenimiento: la piedra artificial carece de mantenimiento.
  • Duración: la piedra natural por lo general, dura más en el tiempo.
  • Calidad de los acabados: la piedra natural destaca por presentar una calidad mayor, además ser un producto único que aporta distinción.

Ahora la elección es tuya.

¿Con quién te quedas?

 

Contacta con Pulycort